Blog
Legaliboo

Acuerdos que debes firmar antes de la inversión en una empresa.

Cuando un potencial inversor se plantea invertir en una empresa o está interesado en comprar una compañía, conviene que ambas partes firmen un acuerdo que regule las relaciones entre ambos.

Antes de proceder a realizar la inversión o compraventa, es aconsejable que un experto realice un análisis exhaustivo de la sociedad mediante una Due Diligence, donde se analice el valor de la empresa, la situación actual y los riesgos del negocio dentro del sector de mercado.

En este sentido, se hace necesaria la formalización de un acuerdo de confidencialidad para proteger la información secreta facilitada.

Una vez somos conocedores del análisis de la empresa en la que se ha decidido invertir, aconsejamos formalizar un documento muy habitual en este tipo de transacciones: una Carta de intenciones para inversión.

La carta de intenciones para inversión.

Se trata de un documento sencillo que puede firmarse al comienzo de un proceso de inversión.

En la carta de intenciones para inversión, el potencial inversor se compromete a realizar la aportación dineraria que se hubiere acordado antes o aquélla que se acuerde en un momento posterior en la negociación, siempre que se cumplan los hitos y plazos plasmados en la carta de intenciones.

Es la primera toma de contacto entre emprendedor (startup) y el potencial inversor.

Acuerdo de confidencialidad en inversión.

Tal y como hemos explicado en el inicio de este post, cuando encontramos un potencial inversor interesado en invertir o comprar nuestra startup, evidentemente querrá conocer toda la información societaria y financiera de la compañía.

Por tanto, ya sea que una de las partes o ambas tengan acceso a información confidencial, aconsejamos firmar un acuerdo de confidencialidad que regule el procedimiento de custodia y no transmisión a terceros de la referida información.

En este tipo de acuerdos, se suele incorporar una cláusula penal para el caso de incumplimiento del pacto por cualquiera de las partes.

Ahora bien, esta cláusula penal debe ser proporcionada al daño que se cause como consecuencia del incumplimiento, pues en caso contrario un juez podría moderar o suprimir la cuantía indemnizatoria en caso de ser desproporcionada.

Además, la indemnización pactada en una cláusula penal es independiente de la indemnización que, por daños y perjuicios, se pueda reclamar a la parte incumplidora.

Queremos señalar que este tipo de acuerdos mercantiles se rigen por la voluntad de las partes y no tienen una regulación específica.

Más información el acuerdo de confidencialidad AQUÍ.

Esperamos que te hayan resultado útiles los modelos de contrato que recomendamos firmar antes de la inversión en una empresa.

Un contenido original de Legaliboo.

También puede interesarte

Estrenamos nuevas oficinas

¡En Legaliboo estamos de mudanza! https://twitter.com/legaliboo/status/731052753867427840 El pasado viernes 13 estrenamos nuevas oficinas en el CEEIM donde nos han acogido de manera…