Blog
Legaliboo

¿Qué supone firmar un aviso legal en una APP?

La mayoría de consumidores de aplicaciones para dispositivos móviles, tabletas u ordenadores no es consciente de lo que firma cuando acepta un aviso legal. Tampoco el Titular de la APP suele ser demasiado diligente a la hora de redactar este contrato.

En Legaliboo consideramos que es imprescindible proteger los derechos y obligaciones de las partes de un contrato y hoy nos centramos en la normativa que afecta al aviso legal de aplicaciones o APP.

Cuando nos registramos en una APP, simplemente le damos a “aceptar” sin preocuparnos por su contenido ni de la responsabilidad que estamos asumiendo.

Únicamente deseamos acceder a la nueva aplicación para poder disfrutar sus funcionalidades.

Del mismo modo, es importante que el Titular de la aplicación cuide el contenido de este contrato pues también se generan responsabilidades para la empresa o persona creadora de la APP.

La realidad es que casi nadie lee el contenido del aviso legal de una web o aplicación, ni siquiera su Titular. De hecho, es muy común recurrir al “corta y pega” para quitarnos de encima esta labor y es por ello que podemos encontrar en Internet avisos legales de empresas con el nombre de otra APP.

En este artículo queremos resumir las consecuencias que se derivan para ambas partes en un aviso legal: usuario y Titular.

¿Qué es un aviso legal?

El aviso legal es el documento donde se recogen los derechos y obligaciones para el usuario y el Titular de la aplicación.

Básicamente, se establecen los términos, condiciones de la utilización y contratación de la APP.

El contenido de este contrato debe regirse principalmente por la siguiente normativa:

  • Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.
  • Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.
  • Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico (LSSI)
  • Ley 7/1996 de Ordenación del Comercio Minorista.
  • Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (Real Decreto Legislativo 1/2007 de 16 de noviembre)

¿Cuándo es necesario tener un aviso legal?

El aviso legal debe incluirse siempre en una web de empresa, un blog corporativo y una aplicación cuando a través de dicha plataforma recibimos ingresos (aunque sea indirectamente). Por tanto, el carácter gratuito de la APP no determina la no obligatoriedad para el prestador del servicio de disponer de un aviso legal.

Si te encuentras en alguno de estos casos, desde aquí puedes descargar totalmente gratis un modelo de aviso legal para APP que puedes personalizar en sólo 2 minutos.

BOTÓN: PERSONALIZA EL AVISO LEGAL DE TU APP EN SÓLO 2 MINUTOS

Una vez tenemos claro cuándo tenemos que disponer de un aviso legal, analizaremos las responsabilidades que se derivan para cada una de las partes del contrato.

Como en toda relación contractual usuario y Titular deberán cumplir con sus obligaciones y respetar los derechos de la otra parte.

Derechos y obligaciones del usuario de una APP:

Antes de entrar a analizar los derechos y obligaciones del usuario, conviene definir el término “usuario” de una APP.

Se atribuye la condición de usuario en el momento en que una persona descarga la aplicación y accede a la misma aceptando los términos de usabilidad que se establecen en el aviso legal de la APP.

De este modo, en el documento se podrá limitar el uso a ciertas personas que no cumplan los requisitos exigidos reservándose el Titular de la APP el derecho a denegar la condición de usuario cuando no se cumplan ciertos parámetros. Por ejemplo, en nuestro aviso legal podemos restringir a aquellos usuarios menores de 14 años.

Además, en el aviso legal será donde se limite los fines del uso de la aplicación, es decir, se podrá acordar que el servicio únicamente se destine a fines personales.

Si la aplicación recaba datos personales del usuario tiene derecho a la información sobre el tratamiento de sus datos personales regulado en el artículo 5 de la LOPD.

Así el usuario tiene derecho a exigir que se facilite información sobre:

  • La existencia de un fichero o tratamiento de datos de carácter personal
  • La finalidad y destino de la recogida de esos datos.
  • El carácter obligatorio o voluntario en la respuesta a las preguntas planteadas.
  • De las consecuencias de la obtención de los datos o de la negativa a suministrarlos.
  • De la identidad y dirección del responsable del tratamiento o, en su caso, de su representante. El representante siempre debe estar en territorio español.

El usuario deberá facilitar únicamente aquellos datos que resulten estrictamente necesarios para la utilización de la aplicación.

Igualmente, desde el momento que el usuario acepta el aviso legal, asume ciertas obligaciones como pueden ser, entre otras, aportar información lícita y veraz, hacer un uso diligente y confidencial de los servicios, contenidos e información facilitada por el Titular de la aplicación y respetar los derechos de Propiedad Intelectual e Industrial titularidad del Titular absteniéndose de suprimir, alterar, eludir o manipular cualquier dispositivo de protección o sistema de seguridad que estuviera instalado en las páginas del Titular.

Derechos y obligaciones del Titular de una APP:

Como decíamos más arriba, cortar y pegar los avisos legales de empresas de la competencia que nos vamos encontrando por Internet es una práctica irresponsable toda vez que ofrece una mala imagen para el prestador del servicio.

Entre los derechos del Titular de la APP señalamos el derecho a la propiedad industrial e intelectual tanto de la propia aplicación como de sus contenidos.

De este modo, el Titular se reserva el derecho a prohibir la reproducción, la distribución y la comunicación pública, incluida su modalidad de puesta a disposición, de la totalidad o parte de los contenidos, con fines comerciales, en cualquier soporte y por cualquier medio técnico, sin la autorización del Titular.

En cuanto a las obligaciones del prestador del servicio, según se establece en el artículo 10 de la LSSI los creadores de la aplicación indicarán obligatoriamente la información general de la empresa, a saber:

  • Su nombre o denominación social
  • Datos de inscripción en el Registro Mercantil
  • NIF
  • Datos de contacto
  • Datos de la autorización administrativa previa en caso que sea precisa para el desarrollo de la actividad.
  • Datos del colegio profesional, nº de colegiado, título académico y estado de la Unión Europea dónde se consiguió, así como los estatutos profesionales o el código deontológico por el que se rige su práctica profesional, para el caso que trate de una profesión regulada.
  • Información clara y exacta sobre el precio del producto o servicio, indicando si incluye o no los impuestos aplicables y, en su caso, sobre los gastos de envío.
  • Mención al código de conducta y el medio para consultar el mismo en caso que el servicio estuviere adherido a algún tipo de código de conducta.

También es importante señalar que el acceso al aviso legal debe resultar fácil, de forma permanente, directa y gratuita.

En definitiva, disponer de un aviso legal adecuado supone:

Garantizar al usuario el tratamiento de sus datos personales para los fines acordados, facilitando al usuario su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición.

Garantizar al Titular sus legítimos derechos de propiedad industrial e            intelectual.

 

Informar al usuario sobre los datos generales del prestador del servicio.

 

Esperamos que haya sido de ayuda la información que compartimos en este post y que a partir de ahora seas más consciente de lo que estás firmando cuando aceptas un aviso legal.

Si en tu caso eres el Titular de una aplicación, no lo dudes más y descarga ahora gratis tu aviso legal redactado por nuestros abogados.

También puede interesarte